Escuchanos los martes de 16 a 17
por Radio Arinfo
www.arinfo.com.ar

www.facebook.com/otrogirodelcaleidoscopio
@caleidoshoy
caleidoscopiohoy@gmail.com

VIDEO DE PRESENTACIÓN
http://youtu.be/u0-zCwSfkOo



Otro giro del caleidoscopio 88º jueves 6 de diciembre de 2012 Larga historia de la energía


Por Elsa I. Scopazzo
Estamos en época de planificar las vacaciones y me llaman la atención la oferta de lugares casi primitivos, es decir, sin electricidad, si teléfonos, sin automóviles.
Hay una moda de regresar a los orígenes y utilizar sobre todo las energías casi prehistóricas. La primera energía que utilizó el hombre fue la de sus músculos. Es lo que llamamos tracción a sangre. El hombre la utilizaba para trasladarse, transportar elementos, arar, sembrar y cosechar. Las mujeres hasta hace muy poco lavaban, barrían, cosían sólo con sus brazos y manos. La primera energía no producida por los músculos fue el fuego que se utilizó para cocinar, derretir o fundir o endurecer o templar metales. Más adelante, el hombre aprendió a domesticar animales y utilizar esa fuerza para transportar. Pero las bestias arrasaban o trasportaban sobre sus lomos. Una dato curioso es que se tardó mucho tiempo en utilizarlos como montura. La equitación fue una técnica bastante tardía. Hoy nos cuenta entender que hayan tardado tiempo en descubrir algunas cosas que parecen simples. Hay que esperar al siglo I a.C. para encontrar el aprovechamiento de otra fuente natural como la fuerza del agua. Los molinos de rueda horizontal fueron los primeros. En el siglo IV se introdujo la modificación de palas verticales para moler cereales. La navegación a vela fue la primera forma de aprovechamiento de esa energía del viento. Los molinos de viento aparecieron en el siglo XII. Los primeros pasos fueron realmente lentos. Otro descubrimiento importante fue transformar calor en trabajo, la energía mecánica en energía térmica. Algo tan simple como frotar un objeto hasta que eleve su temperatura. El vapor revolucionó el transporte, la industria y hasta el turismo en el que el tren fue un elemento fundamental Pero hay un elemento que es tan cotidiano que no lo valoramos: la máquina que no utiliza energías: un broche de ropa, un tirabuzón. No nos damos cuenta de que esas son máquinas.Pero si leemos la definición vemos que es un conjunto de elementos móviles y fijos cuyo funcionamiento posibilita aprovechar, dirigir, regular o transformar una energía en otra o realizar un trabajo con un fin determinado. La polea, la catapulta, el arado, el telar son máquinas. La hélice vertical que eleva granos o agua fue ideada por Leonardo en el siglo XV.
Algo que no tenemos en cuenta también es que la electricidad, la energía solar o la eólica y la geotermia existen en la naturaleza y todavía no las utilizamos como corresponde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario